Tiflolibros: Biblioteca Electrónica para Ciegos de Habla Hispana

Tiflolibros surge en noviembre de 1999, por iniciativa de un grupo de ciegos de Buenos Aires, usuarios de computadoras y escáneres para la lectura de libros, e investigando el uso de Internet y las posibilidades de acceso a la información y comunicación que ésta brinda a los no videntes.

Ya participaban desde hacía muy poco tiempo en Tiflonet, una lista de correo electrónico creada en España, donde se intercambian experiencias fundamentalmente en torno al uso de los programas para ciegos y el manejo de la PC.

Les pareció que Internet y el uso de las listas de correo electrónico tenían un enorme potencial, y que sería interesante comenzar a trabajar para, de alguna manera, poner en común los libros que cada uno de ellos digitalizaba por medio del scanner. Así crean la lista Tiflolibros, y comienzan a coordinar los materiales que cada uno tenía, a informarse acerca de las posibilidades legales de este emprendimiento, y a pensar con la gente que se iba sumando a la lista sobre la mejor manera de llevarlo adelante.

El objetivo principal es formar una gran biblioteca electrónica para ciegos, construida con los aportes de libros escaneados de los propios usuarios, las obras que editoriales y autores les facilitan en soporte digital y las que voluntarios con vista aportan y ayudan a corregir, biblioteca a la que pueda acceder cualquier persona ciega desde cualquier parte del mundo, y las instituciones que producen material para ciegos digitalmente o que puedan acercar los libros a personas ciegas que no tengan acceso por sí mismas, sea a través del soporte electrónico o de la impresión en sistema Braille.

Otro objetivo es explotar el enorme potencial de comunicación y trabajo en común que posee Internet, para generar otros proyectos relacionados con el acceso a la información y la cultura y el esparcimiento de las personas ciegas, impulsando así la capacitación y el uso de las tecnologías de información y comunicación.

Pablo Lecuona es el coordinador del proyecto. André Duré y Gustavo Ramírez, Programadores ciegos, creadores del programa Tiflolector, herramienta indispensable para el trabajo con autores y editoriales, y creadores del sistema de la página web, el sistema de gestión de libros a través de correo electrónico, entre otras herramientas técnicas para la más simple administración y utilización de la lista de correo y la biblioteca.

Los usuarios de la biblioteca son hoy aproximadamente 850, distribuidos en 31 países de América Latina, Norteamérica y Europa. Cuentan además con un equipo de más de cincuenta voluntarios con vista, que desde diferentes partes del país y el mundo, corrigen libros ya escaneados y escanean o tipean nuevos títulos.

Es de destacar la participación de ya siete editoriales argentinas, que luego de un arduo trabajo de contacto, explicaciones y demostraciones, están hoy facilitándoles varias de sus obras en soporte electrónico, así como más de veinte autores argentinos que les han facilitado sus obras.

Tiflolibros tiene un importante impacto en la comunidad en dos grandes áreas:

En lo estrictamente bibliográfico significa una revolución en las posibilidades de acceso a la lectura, pues pone al alcance de hoy más de ochocientas personas una cantidad, variedad y calidad de libros a los que antes los ciegos no podían acceder, dados los tiempos y costos de producción de libros en sistema Braille o grabados en casetes. Como datos que ilustren esto se pueden citar la publicación de libros de las editoriales Sudamericana y Alfaguara en la biblioteca en el mismo mes que el libro sale a la venta en las librerías, o la publicación en Tiflolibros de los dos últimos libros de Ana María Shua, cedidos por la propia autora, dos meses antes de su puesta en venta en librerías.

En la circulación de la información y el intercambio de vivencias recursos y experiencias que se promocionan desde la lista de correo. Así personas ciegas de diversas regiones pueden contar con la misma información, plantear sus dudas y problemáticas produciéndose una importante ida y vuelta entre los participantes. Para citar un ejemplo se puede hablar de Claudio, única persona ciega conocida en Río Colorado, población de la provincia de Río Negro, Argentina, quien comenzó a participar a través de una maestra de su escuela, donde no se tenía ninguna información sobre cómo trabajar con una persona con discapacidad visual, ni se conocían las posibilidades de desarrollo que Claudio podía tener.

A partir de las posibilidades de lectura que Tiflolibros les brinda, muchas personas ciegas comienzan a acercarse al uso de las TICs, y con su participación en la lista de correo van aprendiendo a usarlas y descubriendo las enormes ventajas que les significan.

El logro de construir en menos de cuatro años una biblioteca con las dimensiones y significaciones que tiene hoy Tiflolibros, con muy pocos recursos materiales, explotando las potencialidades de la red, tiene que ver en forma directa con la participación de los propios usuarios, que desde su lugar geográfico, su formación, sus capacidades y posibilidades, aportan al día a día y al desarrollo del proyecto.

Para fomentar la participación desde Tiflolibros han organizado varios eventos, como chats para animar a los usuarios a ingresar al mundo de la comunicación en directo por Internet, transmisiones de audio en vivo, con la participación de los usuarios que envían grabaciones o aportaciones sonoras, la escritura en común de una obra literaria (Historia del Ciego Casimiro Seisluces”), etc.

Además la participación se nota en el enorme intercambio diario producido a través de la lista de correo. Desarrollada y administrada en Latinoamérica y/o el Caribe. Tiflolibros surgió y fue siempre administrada desde Argentina. Actualmente dos tercios de sus usuarios viven en América Latina.

Algunos comentarios para destacar de usuarios de la biblioteca:

Antonio Manuel Fernández Zaldívar: “Al subscribirme a la lista de correo electrónico “Tiflolibros” mi intención fue la de poder intercambiar material escaneado para ahorrarnos entre todos un montón de tediosas horas ante el escáner. Posteriormente, y tras muchos correos y charlas vía chat, en las que debo confesar que aprendí casi todo lo que hoy sé de informática y en las que se crearon grandes lazos de amistad a pesar de la distancia y de las diferencias horarias, me fui involucrando en un proyecto que tenía toda la pinta de ser una locura porque sólo se contaba con los recursos gratuitos que se encuentran por la red de redes y con el ímpetu y entrega de unos colegas argentinos que fueron los que parieron dicha locura. Y para aportar mi granito de arena a lo que hoy va siendo una montañita, me dispuse a colaborar en lo que pudiera para que esta vendita locura llegase cada día a más personas con necesidades muy similares a las mías, por lo que me dediqué a ir acomodando en nuestra biblioteca virtual parte del material del que se disponía entonces y el que me van remitiendo los miembros. En la actualidad más de 900 personas de habla hispana de todo el mundo (aproximadamente un 70% son latinoamericanas), tienen o tenemos acceso de forma gratuita y sin barreras a más de 7000 obras digitalizadas.  Tiene un valor incalculable también el hecho de poder disponer de todo el material en un formato digitalizado que para nosotros los ciegos es más rápido y cómodo de utilizar que el sistema tradicional de lectoescritura en braille o de lectura en casetes. Tanto o más importancia que la propia biblioteca en sí tiene la lista de correo por ser un lugar que fomenta las relaciones personales, por su eficacia en el intercambio de información de todo tipo y de forma totalmente democrática. ¿Saben lo que supone para una persona discapacitada resolver dudas o aprender el manejo de nuevas tecnologías de información en tan sólo unas horas y con plena independencia en la mayoría de los casos?. Con el uso de las tecnologías de información y comunicación y con la destreza de nuestros programadores, los miembros de tiflolibros hemos tenido la oportunidad, en varias ocasiones, de asistir de forma virtual a las charlas-coloquio que hasta el día de hoy se han realizado en la ciudad de Buenos Aires y en las que hemos podido disfrutar de la cercanía que permiten dichas tecnologías de dichos eventos con escritores que también ceden sus obras a nuestro proyecto. Gracias a la disponibilidad de tanta información y al fluir de nuestras comunicaciones, cada día son más los compañeros de tiflolibros que se deciden a formarse en materias relacionadas con tecnología, información y comunicación”.

Segunda colaboradora: Donny cuadra González.

“He sido miembro normal del proyecto, es decir, como persona que ha enviado alguno que otro libro, así como leído bastantes obras gracias a él, y también he colaborado con el proyecto subiendo libros que otros usuarios envían a la biblioteca y como embajador (por así decirlo) de tiflolibros aquí en mi país, Colombia actualmente. Bueno, en este caso, el impacto más significativo del proyecto, es precisamente, poner al alcance de todos nosotros que integramos la comunidad de personas limitadas visuales, toda la información, que antes de existir los medios digitales, nos estaba casi vedada, por la imposibilidad de conseguir textos en braille actuales, dificultando el estudio, y la lectura a nuestro gusto. Hoy, con este gran proyecto, tenemos acceso actualmente a más de 6000 libros, y también se cuenta con un lugar donde los estudiantes pueden subir y descargar también apuntes de sus diferentes materias, lo que nos ayuda a integrarnos aún más, y a poder así realizar nuestros estudios de una mejor manera. Actualmente, se cuenta con varios embajadores en diferentes países del mundo, cuya misión, es precisamente la difusión del proyecto, como por ejemplo, hablando con diferentes editoriales, incluso autores literarios, para que pongan a nuestra disposición sus materiales escritos, en formato digital, y para proteger sus derechos y evitar la copia de dicho material. Además se cuenta con un formato de lectura propio desarrollado por programadores de la lista, llamado, formato TFL, el cual se lee también con un software desarrollado por los mismos programadores, (el tiflolector) que nos ofrece muchas ventajas al momento de leer estos libros. Somos una comunidad que comparte y quiere luchar por el libre derecho a la información que tenemos todos, sin importar nuestra “discapacidad”. Creo que este es un proyecto yo diría que sin precedentes y único en su especie, que vale la pena apoyar desde todos los puntos de vista porque beneficia no sólo a personas de un sólo país, sino a una gran comunidad que es formada por diversos países del mundo”.

El sitio cuenta con un apartado especial digno de destacar: FICCIONES SOBRE CIEGOS
LIBRO-DONACIÓN
: es una antología producida por la Biblioteca Tiflolibros, que reúne literatura e información sobre las posibilidades de desarrollo de gente con ceguera. El libro se editó en formato tradicional. El objetivo del libro es disipar temores y prejuicios en torno a las personas con ceguera, mediante un recorrido literario por textos de variado origen en los que aparecen  personajes ciegos.

El sitio cuenta con los siguientes servicios además de proporcionar recursos y crear comunidad: Biblioteca Digital (para PC), Libros en Audio (MP3), Libros en Braille, Documentoteca , Sala de Audio

Por qué vale la pena entonces destacar el proyecto?.

Antonio agregó: “Porque nace y se desarrolla con el único presupuesto del esfuerzo, la solidaridad, la inquietud de sus miembros por acceder a la cultura y la información, con las herramientas disponibles en la red, y muchísima ilusión.

Porque es un proyecto totalmente gratuito que ha significado un salto cualitativo y cuantitativo incalculable para todos los ciegos de habla hispana del mundo en general y muy particularmente de los residentes en Latinoamérica o el Caribe.

Porque hemos sido nosotros mismos, un grupito de ciegos interconectados por la red de redes los que hemos llegado a superar los 7000 libros en los estantes de una biblioteca virtual totalmente accesible.

Porque queremos seguir creciendo para que algún día todo este trabajo pueda llegar a cualquier rincón del mundo, a cualquier aldea en la que pueda existir una persona con difícil acceso a la información y la comunicación, por lo que empieza a ser de vital importancia el conseguir recursos económicos para alcanzar ese sueño que sería poder instalar una computadora adaptada y una impresora braille allá donde se encuentre un grupo de ciegos para poder crearle la inquietud de comunicarse y poder satisfacer su necesidad de informarse y relacionarse”.

 

Fuente de la información http://www.revistafuturos.info


Comments
One Response to “Tiflolibros: Biblioteca Electrónica para Ciegos de Habla Hispana”
  1. Maria Olga Rojas dice:

    tengo una limitación visual y requiero ayuda de ustedes atraves de los libros que ustedes tienen en su biblioteca vivo en Bogotá Colombia, en la actualidad voy ha iniciar la carrera de psicología y me gustaría contar con ustedes; quedo a sus despensas y agradezco el interés tomado a mi petición Dios los Bendiga

Dejar un comentario