internet

0 576

Desde que las XO llegaron a Buenavista en Apurímac, niños y padres de familia han aprendido a usar la computadora para aprovechar sus campos de la mano del profesor Héctor Sicha Quispe, Docente de Apoyo Tecnológico de la comunidad. Esta es la historia de una comunidad transformada por la tecnología.

La primera vez que los pobladores de Buenavista prendieron un foco en su comunidad fue en 2007. Sus habitantes se habían acostumbrado a mirar con una apagada esperanza los destellos que Uripa, a media hora de caminata, emitía a la distancia desde las seis de la tarde. Acercarse a alguna de las cabinas de internet del poblado estaba fuera de discusión: ese era un mundo aparte que pasaban de largo. Hasta que aprendieron de qué iba la computación.

Ahora, seis años después del primer impulso eléctrico, las cabinas uripeñas son ocupadas frecuentemente por los vecinos de Buenavista, que han transformado Internet en su gran manual de agricultura y ganadería. El pueblo ha dado un giro de 180 grados en su economía, y aseguran debérselo a las computadoras escolares que llegaron a los dos años de tener electricidad en el pueblo. “Antes que llegaran las laptops no conocíamos cómo funcionaba una computadora. Fue una alegría para nosotros que las trajeran” asegura Demetrio Pillaca Ramos, padre de familia. Emocionado como los demás padres porque sus niños iban a aprender computación, no tenía idea que él, como cerca de cuarenta adultos más del pueblo, también comenzarían a utilizarlas. Pillaca forma parte de la primera promoción de la “Escuela de computación para padres” que, entre 2010 y 2012, dirigió Héctor Sicha Quispe, el empeñoso director de la IE primaria multigrado 24819-6 Buenavista, junto con las profesoras Virginia Alcarraz y Marcela Molero.

El hombre y la máquina

“Cuando comenzamos a enseñar a los niños cómo usar la computadoras, teníamos un problema. Los papás no podían ayudar a sus hijos con las tareas. Y les daba miedo que trajeran la computadora a la casa, pensaban que se iba a malograr. Así que se me ocurrió hacer una escuela de computación para padres” cuenta el profesor Sicha. Un domingo, el profesor convocó a una reunión de padres de familia y salió con un compromiso firmado por la mayoría de ellos: deberían comenzar a asistir a dos horas de clases de computación cada domingo en la tarde. Habría tarjeta de asistencia, y no valía faltar. Todos deberían aprender computación tarde o temprano.

Para el mismo Héctor Sicha, la computadora ha sido un elemento con el que se fue familiarizando poco a poco. Uripeño de nacimiento, ni durante los estudios ni de regreso a su tierra, ésta había tenido un rol protagónico en su vida. Fue recién en el 2004 cuando un colegio de la zona sustituyó sus máquinas de escribir por ordenadores y aprendió a utilizarlos de verdad. En ese momento, solo sabía hacer documentos de texto. Motivado, compró una computadora propia para aprender más y desde hace tres años es uno de los DAT oficiales de Andahuaylas. “De pequeño era hábil para armar y desarmar grabadoras. Las computadoras ahora las armo al toque, instalo servidores, oriento antenas, cambio pantallas de XO” cuenta. Su conocimiento fue una de las mayores garantías para que los padres perdieran el miedo a aprender. Si algo se malograba, el director Sicha sabría cómo repararlo.

Escuela de domingo

Las clases de computación del anexo de Buenavista comenzaron en el año 2010 con padres que comenzaron a reconocer, paso a paso, las antenas de las laptops, la pantalla, el teclado, las conexiones principales de la XO. “Había padres que venían puntualmente, interesados, todos los domingos, a pesar que tenían muchas cosas por hacer. Los docentes también nos sacrificamos y dedicábamos parte de nuestro fin de semana a venir al colegio a seguir enseñando” cuenta el profesor Sicha.

Cada dos domingos, padres y profesores consagraban el horario de 4 a 6 de la tarde para aprender cómo funcionaban las computadoras. Había que ir lento. Para la gran mayoría, era la primera vez que tenían una computadora entre manos. “No sabíamos cómo se utilizaba, y no entendíamos muy bien cuántas cosas podíamos hacer con la computadora. Teníamos un poco de miedo, capaz el teclado vamos a malograr decíamos. Pero poco a poco hemos venido aprendiendo” cuenta Alex Sicha Ccasani.

Dar continuidad al proyecto fue difícil. En 2010, la meta básica de los tres profesores fue lograr que las laptops Xo no fueran un elemento extraño en casa. La meta era familiarizar a los padres con el equipo y hacerles entender cómo lo usaban sus hijos. Fue recién en 2012 cuando, con un proyecto ya armado, el profesor Sicha volvió a convocar a los padres con una meta más ambiciosa, la real. Ahora sí crearían documentos con esas pequeñas computadoras que, a esas alturas del partido, sus hijos ya dominaban. Correspondía a los padres dejar de ser unos simples espectadores.

Un teclado desordenado

Sello tras sello de asistencia, los pobladores de Buenavista participaron de manera entusiasta en el programa de computación. Incluso aquellos que entraron incrédulos a las clases han salido manejando bien las computadoras. “La meta era que pudieran producir texto con sus hijos y se ha logrado. Hasta personas que no eran padres de familia vinieron a aprender” cuenta el profesor Sicha.

Los profesores Sicha, Alcarraz y Molero se repartieron a los padres en tres grupos de acuerdo a su rapidez de aprendizaje y comenzaron con las tareas. Crear un documento, escribir una receta típica del pueblo, resumir una leyenda o escoger una hierba medicinal y explicar en qué situaciones debía utilizarse. Tomarle foto a la hierba elegida. Hacer una ficha con texto e imagen. En cada clase la tarea se complicaba un poco más, pero el reto común era siempre el mismo: el teclado era una pesadilla para los padres.

La mecanografía, pues, no era un conocimiento extendido. De eso siempre se habían encargado los tramitadores de Uripa. “Lo más difícil fue usar el teclado. Nos demorábamos bastante para buscar las letras. Es que el teclado está en desorden. Ahora ya siquiera sabemos escribir con las dos manos” dice riendo Sabina Ccasani, madre de familia. Incluso, recuerda, se ayudaban entre ellos si alguno demoraba en comprender alguna función de la computadora. O si no encontraban una letra.

Tras un año de tener clases dos veces al mes, los padres ya se sienten cómodos con la computadora y le sacan provecho cada vez que sus hijos la llevan a casa. “Hemos reunido nuestras recetas, nuestras leyendas, hemos escrito sobre nuestra familia y nuestros recuerdos. Ahora, nuestra meta es escribir la historia de la creación de nuestro anexo Buenavista” afirma Demetrio Pillaca.

Cuando el curso estaba por terminar, algunos padres entusiastas quisieron ir por más. “Algunos queríamos aprender también a utilizar las computadoras grandes, queríamos algo más avanzado” cuenta Alex Sicha Ccasani. Los ojos de los pobladores de Buenavista se dirigieron primero a la computadora de escritorio que se había comprado con ahorro comunal para la dirección del colegio. En los momentos libres, las profesoras se comprometían a enseñarles las diferencias básicas que las distinguían de las Xo. Bastó poco tiempo para que, ya con más confianza, rondaran las cabinas de internet de Uripa y se animaran a pedir a los encargados del negocio que les expliquen cómo entrar a internet. A partir de ese momento, la historia de Buenavista que están compilando los pobladores escribiría su segundo capítulo.

Un nuevo horizonte

Cerca de diez padres de familia emprendieron ese camino. Sentados en la cabina, frente al buscador de internet, fueron directo a lo que les interesaba: distinguir buenas semillas, mejorar los cultivos, buscar las razas vacunas con mayor producción de leche, cultivar forraje nutritivo para su ganado. Internet les abrió la puerta a sacar el mayor provecho a sus tierras. “Los vecinos de otras comunidades tenían vacas mejoradas. Nosotros también queríamos pero no sabíamos cómo criarlas. Tampoco nos alcanzaba para traer técnicos, así que fuimos a internet” cuenta Sicha.

“Al comienzo le pedíamos a los de la cabina que buscaran temas que nos interesaban. Luego comenzamos a buscarlos nosotros mismos. Yo iba con un cuaderno y todo lo que encontraba lo apuntaba. Luego venía a Buenavista y compartía lo que había copiado” recuerda. Así pasaron de tener vacas criollas de poca leche, a juntar el dinero suficiente para traer ejemplares Brown Swiss y Overa negra desde las ferias de ganado de Andahuaylas, a dos horas de Buenavista. Apuntaron los forrajes ideales para tener bien nutrido a su ganado. Hicieron espacio en sus campos y prepararon cultivos específicos para sus vacas. Comenzaron a hacer registros de sus animales para cruzarlos de manera óptima. Copiaron, además, modelos de cobertizos que podrían hacer fácilmente con adobe y calaminas. “Antes dejábamos a las vacas durmiendo al aire libre. Cuando llovía se enfermaban” cuenta Sicha. Gracias a su nuevas cabezas, que dan más de siete litros diarios de leche cada una, Buenavista está produciendo yogurt y queso para vender a los pueblos cercanos. Las cabinas de internet se ponían cada vez más interesantes.

En algún momento, las reuniones comunales con cuaderno en mano se hicieron insuficientes. ¿Cómo explicar mejor todos los dibujos e instrucciones que arrojaban las búsquedas de internet? Una segunda colecta sirvió para comprar un proyector para el colegio. El multimedia, como le dicen en el pueblo. Compraron USB y empezaron a convocar reuniones para proyectar las propuestas que recolectaban por internet. “Antes sólo sembrábamos papa y maíz. Echábamos las semillas y como crecía era” recuerda Cirilo Ccasani. “Con internet aprendimos a distinguir las semillas buenas y ahora sólo sembramos esas. Las otras para qué. Hacemos surcos en la tierra. Hacemos almácigos y trasplantamos las plantas más fuertes. Plantamos ordenado. Es otra cosa” asegura.

Los campos ahora son multicolor. La papa y el maíz han cedido espacio a las beterragas, nabos, rabanitos, apios, poros, ajos. La rotación de cultivo y la preparación de abono de alta calidad también es parte de las nuevas técnicas del pueblo. Ya no dependen de otros distritos para su canasta semanal y, como con sus productos lácteos, han comenzado a llevar sus hortalizas al mercado. No es cuestión de unos solcitos más al mes. Gracias a internet, Buenavista ha triplicado sus ingresos. Nada menos.

Clics modernos

La revolución que ha significado acceder a mares de información desde una pantalla y un teclado ha activado las ganas de los vecinos de Buenavista de integrar la tecnología a sus vidas. Una fotocopiadora donada por los buenavisteños que viven en Lima ha sido una de las más recientes sumas al patrimonio tecnológico del anexo.

Mientras tanto, una computadora de uso público se ha habilitado en la comunidad. Eso sí, con pago. Don Demetrio Pillaca, pujante buenavisteño dueño de sus propias cabezas y de una bodega en la entrada del pueblo, no se quedó de brazos cruzados tras la graduación del curso de computación. Quería aprender más, y de paso, sacar provecho a sus conocimientos. “Le envié dinero a mi hijo y mandé traer una computadora desde Lima. Hace cuatro meses la tengo en mi bodega” cuenta satisfecho del rincón de su tienda que funciona como una pequeña cabina de computación. Allí, al lado de la balanza y los abarrotes, recupera sol a sol su inversión tipeando cartas o alquilando su computadora a los chicos de secundaria de la zona.

Ahora, mientras plantean la posibilidad de hacer una tercera colecta y adquirir computadoras de escritorio para uso comunitario, los lugareños celebran la recién estrenada conexión a internet que el Ministerio de Educación prometió para este año. Desde enero, la búsqueda de mejoras es permanente. Que las redes sigan extendiéndose a Buenavista.

  • Texto y fotos: Tatiana Palla Heredia
  • Fuente: Perú Educa

0 2255

El presidente del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), José del Castillo Saviñón, planteó la necesidad de realizar en América Latina y el Caribe «masivos programas de educación digital que provean a las nuevas generaciones de habilidades y conocimientos», para que les permitan integrarse a la nueva economía digital.

Del Castillo Saviñón presentó ante los representantes de los gobiernos y del sector privado de los países de la región que asisten a las reuniones de COM/CITEL y CCP.II, el programa República Digital. Lo destacó como «una nueva iniciativa que la República Dominicana está emprendiendo en materia de desarrollo digital y en las cuales el Indotel está jugando un rol centralísimo en su implementación».

Dijo que desde que asumió la presidencia del Indotel está empeñado en impulsar esta gran iniciativa que resaltó como un paradigma que permitirá tener acceso universal de todos los dominicanos a las TIC, banda ancha e Internet.

Asimismo, señaló: «Este programa es un conjunto de políticas y acciones que promueven la inclusión de las tecnologías de información y comunicación en los procesos productivos, educativos, gubernamentales y de servicios a los ciudadanos».

Del Castillo Saviñón, también presidente de COM/CITEL, explicó que República Digital tendrá cuatro pilares básicos: Educación, Acceso, Productividad y Acceso, y Gobierno Digital, Abierto y Transparente. Además, compartió ante el público presente que está en marcha el plan de acción de estos pilares que cuentan con dos ejes transversales que son: seguridad cibernética e inclusión social.

«Próximamente, publicaremos el plan de acción que nos permitirá alcanzar las metas y resultados esperados, así como el presupuesto y los responsables de cada acción que permitirá la inclusión digital de los dominicanos en la presente era del mundo digital”» enfatizó.

0 1586

Fuente: Educación y Cultura – Revista AZ

La educación será ‘online’ por defecto en un futuro cercano, según los expertos.

Internet resuelve la “desconexión” que hay entre los currículos de las universidades y las habilidades que los trabajadores de hoy necesitan, de cara a “un futuro cercano en el que la educación será ‘online’ por defecto”, tal como lo indica Freddy Vega, líder de Platzi, compañía de profesionalización a través de la web.

Vega, fundador y CEO de la empresa de origen colombiano que dicta cursos profesionales por internet en temas de tecnología, señaló que el mercado actual necesita gente entrenada para enfrentar “el mundo real” ya que los cambios tecnológicos han dado origen a nuevas profesiones “cuyos conocimientos no se aprenden en una universidad”.

Para el experto de Platzi, una compañía con presencia en 50 países y más de 60 cursos en línea que ofrece a unos 170 mil estudiantes, a nivel global “la mayoría de empresas está migrando a un mundo de negocios ‘online’, la publicidad está migrando al mundo digital”.

Por ese motivo, las compañías ya no contratan ingenieros o publicistas sino “especialistas, como un desarrollador de aplicaciones móviles, un especialista en Facebook o Twitter”, añadió.

Vega señaló que, al ver un vacío profesional que debía llenarse lo antes posible, decidió en 2012 junto con Christian Van Der Henst, cofundador de la compañía, dar cursos presenciales en toda América Latina para capacitar en “carreras emergentes” del sector tecnológico.

Después le apostó a internet como herramienta “eficaz e inclusiva” con la que considera que se puede enseñar “a todas horas” y llegar a personas “en cualquier parte del mundo”.

Sin embargo, Vega consideró que el problema de aprender por internet es que “las personas lo ven como algo que siempre está ahí. No genera ese sentimiento de compromiso y comunidad que sí da la educación tradicional”.

Por ello, aseguró, decidió crear un modelo diferente, con “educación en vivo, en tiempo real, con interacción humana instantánea entre profesores y estudiantes” para “atrapar” a los alumnos.

Cerca de mil a cinco mil estudiantes en todo el mundo se conectan al tiempo en una clase de Platzi, en la que comparten proyectos y apuntes, y pueden acceder a los archivos del profesor, con lo que “ese sentimiento de interactuar en vivo hace que las personas realmente se comprometan”, señaló Vega.

En Platzi, disponible en inglés y español, el 70% de los estudiantes termina sus cursos, en comparación con la tasa de finalización en la “educación ‘online’ tradicional que es del 7 al 10%”, según el experto.

El respaldo de un gigante

Esta compañía emergente cuenta con el apoyo de Y Combinator (YC), un fondo de inversión de Silicon Valley, desde donde han creado alianzas para tener a reconocidos líderes de la industria como profesores.

“Nosotros vemos internet como un igualador de cultura, pero la realidad es que por sí solo no es suficiente, falta la conexión humana que se da en las universidades. Porque la realidad es que aprender con vídeos nunca será educación efectiva, eso se hace desde hace veinte años, cuando existían los CD multimedia”, indicó Vega.

La poca conectividad a internet en varias regiones de América Latina hizo que la compañía ideara una forma de comprimir el vídeo para que personas “con conexiones de internet “superbajitas”, en mitad de un pueblo o en el campo, puedan ver nuestras clases de una manera fluida (…) a través de todo tipo de dispositivos”, añadió.

Para Vega, quien resaltó que el 80 % de sus empleados son graduados de algún programa de Platzi, “la misión al final del día es hacer que sin importar la capacidad económica, ni el lugar del mundo en el que se esté, la gente pueda acceder a educación”.

0 4758

Por Susana Muraro. Los modos en que la educación fue absorbiendo los desarrollos tecnológicos informáticos hasta llegar a los que actualmente se denomina TIC, merecen un análisis y reflexión. No cabe duda que esta tecnología promueve fuertes cambios en las interacciones sociales, modalidades de producción y acceso a la información. Además, más allá de las diferentes versiones y marcas comerciales ofertadas por el mercado, las nuevas construcciones se incorporan al bagaje de lo producido, ampliando la cantidad de prestaciones y de públicos a los cuales van dirigidas.

Cabe preguntarse si en educación se favoreció el proceso de inclusión sucesiva de los nuevos desarrollos o si se fueron dejando de lado a los anteriores. En el caso de alguno haber perdido vigencia, también cabe preguntarse por los motivos y efectos de este desgranamiento.

Mi interés no es plantear el nostálgico “la tecnología pasada era la mejor”, sino analizar cómo, para algunos desarrollos tecnológicos, se fue licuando su vigencia educativa simultáneamente con el surgimiento de nuevos paradigmas. Es interesante analizar si los motivos de estos relegamientos se basaron en investigaciones que aportaron elementos sobre sus escasos sentidos didácticos, o si los cambios se fueron incorporando y un cúmulo de materiales educativos fue perdiendo peso, salvo algunos pocos que se incorporaron como parte constitutiva de las interacciones sociales.

Mi visión sobre la pérdida de vigencia educativa de una variedad de aportes tecnológicos-educativos, la fundamento a partir de observar: los momentos en que se amortiguaron las voces que alegaban sus beneficios educativos-perdiendo lugar dentro de la literatura educativa-, el desvanecimiento de investigaciones en torno a sus empleos didácticos y, en especial, el decaimiento de desarrollos didácticos y el freno de las capacitación docentes en torno a esas aplicaciones.

Con el propósito de ejemplificar esta reflexión, muestro cómo los desarrollos de nuevas aplicaciones informáticas, fueron aceptados educativamente, desplazando desarrollos anteriores, a pesar de que muchas de las nuevas producciones no constituían propuestas antagónicas. Por lo contrario, eran complementarias y propias de un tipo específico de tecnología informática, integrables a las anteriores, salvo que se demuestre su inutilidad pedagógica.

En los años 80 la informática irrumpe como recurso educativo a través de la programación. Emplear la computadora en una propuesta didáctica consistía en programarla en Basic. La decisión de incorporar la programación y la selección del lenguaje de programación se sostuvieron sobre una circunstancia económico-tecnológica de ese momento, era la única aplicación que se ofrecía en la memoria ROM de las home-computer. Si bien la decisión fue tecnológica y no educativa, los planteos pedagógicos se apropiaron de esta propuesta y afloraron investigaciones centradas en demostrar los beneficios de la programación sobre “el desarrollo de la mente”. Sus resultados fueron contradictorios, dado que algunos sostenían los beneficios cognitivos de la programación imperativa, mientras que otros alegaban escasas incidencias. A estas voces se sumaron las voces de algunos programadores expertos que veían dificultosa una enseñanza sistemática, pues consideraban que se carecía de docentes formados y una enseñanza deficiente provocaría dificultades en el abordaje de formaciones futuras. Lo ineludible de este enfoque educativo es que estaba centrado en la inclusión disciplinar de la Informática y en la construcción de criterios didácticos en torno la enseñanza de la programación, así como su empleo como herramienta de construcción del conocimiento matemático. Cabe recordar que el lenguaje Basic fue pensado para ser utilizado en la enseñanza superior, especialmente en ciencias exactas e ingeniería, y no para la enseñanza media-primaria como ocurrió con el Logo y actualmente ocurre con lenguajes como el Scratch o el Alice, por nombrar algunos de ellos.

Casi simultáneo al enfoque de la incorporación educativa de la programación surge un nuevo lenguaje de programación, el Logo, pensado como material educativo que propicia la construcción matemática por descubrimiento. A través de este lenguaje de característica formal-natural, se agrega la programación netamente algorítmica (Basic) un modelo de programación modular-funcional. En varios países la asociación entre Informática y escolaridad media-primaria se dio a través del Logo. En Argentina, como se inició a través de la incorporación del Basic, el cambio de paradigma provocó una disputa sobre los beneficios educativos de cada lenguaje, capturando cada uno de ellos un segmento diferente del sistema educativo, sin advertir que su selección depende de la ductilidad que ofrece para resolver problemas.

¿Qué consecuencias tuvieron los debates Basic versus Logo? En mi perspectiva, estas discusiones limitaron la interesante y necesaria elaboración de una didáctica de la Informática, cercenaron la elaboración de criterios curriculares sobre la incorporación de una nueva disciplina escolar dilatando la incorporación de nuevos conocimientos científicos-tecnológicos básicos de gran incidencia sobre las formaciones futuras. Paradójicamente ahora se alzan voces que estimulan la enseñanza de la programación en una gran variedad de países. En Argentina, entre otras voces, esta mirada se expande a través del proyecto de la Fundación Sadosky.

Tiempo después del planteo Basic-Logo, se dio un proceso de expansión de la industria informática produciendo un conjunto de aplicaciones de uso profesional, las herramientas de oficina, que se insertaron educativamente como específicas a la enseñanza de determinadas disciplinas. Estas aplicaciones favorecieron el desplazamiento educativo de los lenguajes de programación y la consolidación del criterio de que “Informática es sólo un recurso”, mensaje que frenó intentos tendientes a construir una didáctica sobre la resolución de problemas utilizando tratamiento informático.

De esta forma, nos encontramos frente a un quiebre educativo que provocó el retiro de contenidos informáticos en torno a la construcción de procedimientos automatizables en la computadora, esencia de la Informática, aunque muchas de estas herramientas constituyen lenguajes de programación de alto nivel cuyas interfaces alivian el proceso de construcción y edición de los procedimientos. En sus usos se involucran metodologías y técnicas informáticas como las necesarias para organizar y representar datos, modelizar y validar soluciones.

Por un lado, este desplazamiento otorgó alivio a un cúmulo de docentes que se liberaron de lo que consideraban como una pesada carga la enseñanza de la programación, aunque ya estaba legitimado la existencia de un coordinador de informática dentro de las escuelas que generalmente se hacía cargo de su enseñanza. Para los docentes no formados en el conocimiento informático, la programación era ajena en conocimiento y en formación didáctica, pero en especial ajena a sus actividades habituales. Por otro lado, se esgrimió que la falta de formación pedagógica de los profesionales de la Informática generaba problemas curriculares, y el sistema educativo en vez de favorecer una construcción mutua e interdisciplinaria entre educadores y tecnólogos optó por favorecer el desplazamiento de estos últimos de las “salas de computación” de las escuelas.

Como expuse, cada vez más se escuchan voces preocupadas por incentivar la enseñanza de la programación, motivadas por la necesidad de formar profesionales adecuados a las necesidades del mercado de trabajo en informática; pero ¿en qué situación estamos para atender esta formación? Al haberse limitado sus desarrollos curriculares y diluirse las investigaciones sobre didácticas de la informática, se privó a los docentes de un conocimiento social, cultural y económicamente necesario; por lo cual, actualmente nos encontramos con que los niños y niñas que se formaron en ese entonces, muchos de los cuales son actualmente docentes, no disponen de conocimientos disciplinares para encarar esta formación. Si a esta situación sumamos la tendencia actual en el desarrollo de las TIC que encapsulan la lógica interna de los dispositivos de propósitos generales transformándolos en dispositivos de múltiples propósitos específicos, cada vez más somos usuarios limitados en sus conocimientos, por lo tanto, limitados en su abordaje curricular.

Casi en paralelo al desarrollo de las herramientas ofimáticas surgieron una amplia variedad de programas educativos (ejercitación, modelización, constructores de cuentos, bases de datos, graficadores, etc.) que provocaron un interesante giro sobre el sentido de la Informática en las escuelas al solidificar su estatus como recurso o material educativo, diluyendo, una vez más, su lugar como contenido disciplinar. Cabe señalar que este desarrollo limitó el lugar curricular pero favoreció su inclusión como tecnología educativa y amplió el conjunto de docentes que hicieron uso, aunque limitado, de la computadora.

Estos materiales promovieron dos efectos importantes. Por un lado, ofreció a las escuelas una gran variedad de materiales educativos pensados para el abordaje de diferentes estrategias curriculares como aquellas que involucran la selección y organización de información, el abordaje lógico-matemático de problemas, interacciones con modelos de simulación, el empleo de herramientas de producción, por nombrar algunas. Por otro lado, las teorizaciones pedagógicas se limitaron a la construcción de instrumentos de catalogación, valoración, selección y evaluación de software. Las producciones educativas se centraban en el desarrollo de propuestas de proyectos didácticos utilizando estos software. Se puede afirmar que este período de desarrollo de la IE fue la que le otorgó un lugar específico como tecnología educativa, pero aisló cada vez más a docentes y alumnos de los conocimientos informáticos.

Sin embargo, nuevos desarrollos informáticos generaron un nuevo desplazamiento educativo. Sobre el panorama anterior se asentó un nuevo desarrollo, origen de las TIC, las redes mundiales con sus posibilidades de comunicación en tiempo real y de acceso a la Web con sus posibilidades informacionales. Es importante analizar varios puntos sobre la forma en que esta tecnología irrumpió en educación. Por un lado, otorgó el sustrato necesario para sostener proyectos educativos que involucran a docentes y alumnos dispersos temporal y geográficamente; por otro lado, amplió el marco informacional al que se accedía y promovió un cambio en la forma de acceso a la información. Hasta ese momento las personas eran las que se acercaban físicamente a los lugares portadores de información; con Internet son los centros informacionales los que se acercan virtualmente a las personas.

Estos dos cambios incidieron fuertemente sobre los proyectos educativos. Al no haber limitación ni dilación en el acceso a la información, se posibilitó sostener proyectos interactivos entre docentes y alumnos, cambiando el enfoque de la IE. A partir de este nuevo enfoque se desvanecieron las voces portadoras de mensajes sobre los usos de software educativo, el empleo de herramientas de producción y su desarrollo didáctico. Se silenciaron cada vez más las voces propiciadoras de la incorporación curricular de la programación a pesar que en estos últimos 30 años la Informática amplió los paradigmas de resolución de problemas otorgando nuevas metodologías y lenguajes adecuados a nuestras estrategias de resolución de problemas.

Varios son los ejemplos que muestran los desplazamientos del software educativo. ¿Qué porcentaje de voces sostienen todavía el empleo del Cabrí en la didáctica de la Matemática? ¿Qué porcentaje de voces plantean la construcción de bases de datos o simplemente el empleo educativo de bases pre-armadas? ¿Dónde quedaron la producción de hipertextos? y ¿las modelizaciones de sistemas físicos y sociales?

Llama la atención que los Portales Educativos ofrecen gratuitamente el acceso a una variedad de aplicaciones educativas, pero su empleo no se refleja en las actividades escolares actuales. La mayoría de las formas de uso de las TIC rondan alrededor del acceso a información de la Web.

También, es necesario señalar que la industria del software de uso masivo se orientó a la producción de juegos. Si bien son escasas las voces de docentes y pedagogos sobre lo que es interesante construir como recursos didácticos informáticos, algunos desarrollos sostenidos por centros de investigación como Cabrí y Geogebra para la enseñanza de las matemáticas, la serie de cuentos interactivos de Living Book, los juegos lógicos para niños pequeños como Thinking, los software de modelización física con Modellus, Stella o Interactive Physics y los lenguajes de programación como Scratch, Alice y el mismo Logo, marcan una etapa de rica producción de materiales educativos informáticos.

El otro punto importante a considerar sobre Internet es que constituye un excelente soporte para el desarrollo de procesos educativos a distancia a través de las plataformas virtuales. Considero que no es exagerado afirmar que esta tecnología permitió expandir formas no presenciales de enseñanza, al aportar capacidad de seguimiento educativo de los proyectos, comunicación fluida entre emisores y receptores, pero que, a la vez, reubica a la tecnología informática dentro del campo de la gestión educativa.

Es evidente que este cambio tecnológico incorporó fuertemente la mirada comunicativa en educación, pero también es evidente que palideció la mirada didáctica. En un gran cantidad de casos, diluyó los roles docentes como modelo de organización y sistematización del conocimiento.

¿Por qué una mirada en detrimento de otra si todas son parte activa de la construcción del conocimiento escolar? ¿Por qué cuesta integrar los diferentes desarrollos educativos en torno a las TIC, si cada uno aporta formas de construcción del conocimiento y estrategias de abordaje diferentes? ¿Por qué educativamente cada nueva tecnología informática es la mejor?

Bibliografía
BARDY, LAURENT (2006) “L’informatique, partie intégrante de la culture générale de l’homme moderne?“ Interface, Boletín de la Sociedad Suiza para la Informática en la Educación http://www.svia-ssie.ch/f/interfece/interfece_articles/Culture_informatique.pdf
CSTA E ISTE -INTERNATIONAL SOCIETY FOR TECHNOLOGY IN EDUCATION (2011) “Computational Thinking”- First Edition .Trabajo financiado por National Science Foundation. EEUU.
RUIZ, JUAN (1994). “Implicaciones educativas del Lenguaje Logo”. Revista Comunicación, lenguaje y Educación. 21, [111-118]
MARTÍNEZ BONAFÉ, JAUME (1998). “Materiales curriculares y cambio educativo. Siete cuestiones abiertas y una propuesta de urgencia” en Trabajar en la escuela. Profesorado y reformas en el umbral del siglo XXI, Madrid, Miño y Dávila editores,.
GARCIA VERA, ANTONIO BAUTISTA. “Las nuevas tecnologías en la capacitación docente”.. Aprendizaje Visor. Madrid, 1994.
Gros Salvat, Antonia Bergoña. “El ordenador invisible”. Gedisa. Barcelona, 2000.
Wedekind, Hartmut y Ortner, Erich (2004) ““Toward universal literacy: from computer science upward”. Technical Opinion, Communications of the ACM. Vol. 47, Issue 6
PAPERT, SEYMOUR. “Desafío a la mente. Computadoras y Educación”. Ediciones Galápago, Buenos Aires, 1981.
POOLE, BERNARD. “Tecnología Educativa. Educar para la sociocultura de la comunicación y del conocimiento.” Editorial Mc Graw Hill. Madrid. 1999
Salomon, Gabriel. “Las diversas influencias de la tecnología en el desarrollo de la mente” en la Revista “Infancia y Aprendizaje”. Universidad de Arizona, USA, 1992.

Susana Muraro. Docente de la Maestría “Tecnología Educativa” Facultad de Filosofía y Letras-UBA. Fue docente titular de Informática e Informática Educativa en UBA y UNLu. Coordinadora responsable de Currículo de Informática del nivel primario y Coordinadora de la Capacitación Docente en IE para los tres niveles del Sistema Educativo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Autora de libros sobre la inserción educativa de la Informática y de un amplio conjunto de textos de desarrollo curricular en IE.

0 904

Fuente: Terra

La incorporación de una plataforma de internet en la enseñanza escolar permite a los alumnos mejorar sus habilidades para la escritura de manera notable, según el resultado de una investigación realizada en Suiza durante los últimos tres años. La principal conclusión es que los niños a los que se proporcionó acceso a esa plataforma, en la que podían escribir, leer y conversar libremente, habían aprendido a escribir sus textos de manera más interesante para el lector e incluso con una mejor ortografía.

El estudio fue dirigido por el profesor de la Escuela de Estudios Sociales del noroeste de Suiza, Hansjakob Schneider, cuyo equipo de docentes repartió 724 niños entre siete y diez años (un total de 44 clases) de tres distintos cantones (Argovia, Zúrich y Basilea) en dos grupos.

Al primero se le dio acceso a la plataforma de internet, a la que estaban obligados a inscribirse, mientras que el segundo grupo no tenían plataforma alguna y los niños tenían que escribir sus textos a mano y en papel.

Lo que se observó es que la experiencia en la plataforma de internet permitió a los niños mejorar su escritura narrativa, una habilidad que habían desarrollado mucho mejor que el segundo grupo al cabo de los tres años que duró la experiencia, financiada por el Fondo Nacional Suizo (FNS), un organismo público que promueve la investigación científica.

Los profesores detectaron que las diferencias eran particularmente importantes a nivel de las “marcas lingüísticas visibles” del texto, pues los niños que trabajaron con la plataforma utilizaban más conjunciones temporales, como “primeramente” o “enseguida”.

Asimismo, hacían uso de frases o palabras que reavivaban la atención del lector, como “de pronto”, en tanto que sus adjetivos y verbos tenían más que ver con las emociones.

En suma, sus textos eran más atractivos que los del grupo que escribía en papel.

La investigación determinó que la razón de ello era que en el grupo que utilizó internet los alumnos intentaban implicar más al lector, querían que el texto gustase y podían deducir -al observar los textos que eran más leídos en la plataforma- lo que más podía seducir.

Contrariamente a lo que podría pensarse, la ortografía de este grupo no se deterioró, sino todo lo contrario, lo que es destacable si se tiene en cuenta que los profesores no corregían lo que escribían en la plataforma.

Asimismo, el estudio determinó que niños y niñas progresaron por igual en la plataforma web, mientras que en el soporte de papel las niñas desarrollaron mejor su escritura, lo que los investigadores atribuyeron a que los ordenadores y el internet despiertan las ganas de escribir particularmente entre los niños.

Al publicar estas conclusiones, la FNS reconoció que el mundo de internet generalmente despierta desconfianza entre los padres, a pesar de que ya es un elemento cotidiano en la vida de niños y jóvenes.

Como ejemplo, mencionó que en Alemania el 80 por ciento de niños entre nueve y trece años utilizan un ordenador al menos una vez por semana y que el 30 por ciento son miembros de alguna comunidad internet y participan al menos una vez por semana en algún foro de “chat”.

8 4470
Dolors Reig, psicóloga social y editora principal de El caparazón. Licenciada en Psicología, Posgrado en Inserción sociolaboral, Máster en multimedia, diseño y desarrollo web, actualmente en el Doctorado en Sociedad del Conocimiento de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC).

Por Dolors Reig. Leía el otro día acerca de unas, en mi opinión, desafortunadas declaraciones de Vinton Cerf: Internet no tenía que ser entendido como un derecho en sí mismo sino como un activador de otros derechos (libertad de expresión, acceso a la información, etc.).  Sobra decir que después de la primavera árabe, de que empiece a vislumbrase cierta esperanza para el empoderamiento popular en lugares tan “duros” como China, de que Internet nos haya demostrado con creces su potencial democratizador y de que incluso Naciones Unidas haya recomendado que el acceso a Internet sea considerado un derecho fundamental, me parecen tremendamente desafortunadas las declaraciones de uno de los denominados padres de la red. No sé si está entre sus intenciones  pero me parece que lo que hace Cerf es “marear la perdiz”, ofrecer excusas a los gobiernos para preservar la competencia en el ámbito de las telecomunicaciones, actuando a favor del capitalismo más voraz.

Argumentaba Cerf que el derecho a la libre circulación no significa que los gobiernos tengan que proporcionarnos un coche. Creo que se equivoca en ese aspecto y que resulta mucho más lógico y adecuado ver Internet como carretera, como vía pública que todos/as deberíamos tener derecho a transitar.

Y es que acercándonos ya a nuestro tema, no considerarlo un derecho sería negar a muchos ciudadanos del mundo la posibilidad de disfrutar de este mundo mejor que las TIC, las TAC (Tecnologías del Aprendizaje y el conocimiento), las TEP (Tecnologías del empoderamiento y la participación) posibilitan.

Cuando hablamos de internet lo hacemos de una nueva oportunidad de paliar las desigualdades, de un medio extremadamente potente en cuanto a la generalización de las posibilidades de acceso a uno de los derechos más fundamentales y universales, el que en mayor medida va a garantizar que sobrevivamos a cualquiera de las crisis por llegar: el del acceso a la educación.
Todo ello me hace pensar en un tema sobre el que escribíamos hacer tiempo, el de la actualidad  y la fuerza todavía del concepto de Zona de desarrollo próximo. Decíamos que con internet, con los conceptos de Red y/o entorno personal de aprendizaje,  una de las ideas más interesantes de la teoría de Vygotski debía ser revisada.

La ZDP es definida como la distancia entre el nivel de desarrollo efectivo del alumno (aquello que es capaz de hacer por si solo) y el nivel de desarrollo potencial (aquello que sería capaz de hacer con la ayuda de un adulto, experto o compañero más capaz). Pues bien… el aumento del número y la calidad de las relaciones que podemos establecer, de la calidad de los recursos a los que podemos acceder en la actualidad, gracias a Internet, nos sitúan en un escenario que la aumenta de forma espectacular.
Así, con el aumento de la zona de desarrollo próximo, de las posibilidades del acceso a la educación desde cualquier lugar del mundo volvemos a la necesidad de un acceso a Internet universal que haga que todo ello se realice.

Como ciudadanos, como profesionales de la educación aumenta también la necesidad de que nos formemos, perfeccionemos y eduquemos estrategias, herramientas de aprovechamiento de todo ello. En este sentido los entornos y especialmente las Redes Personales de Aprendizaje como propuesta metodológica especialmente afín al constructivismo social de Vigostsky, entre otras propuestas metodológicas actuales, sí serán los vehículos que transitarán las autopistas digitales.
Derecho universal al acceso y vehículos para emprender un viaje sin retorno entre lo que somos y ya, en un contexto de aprendizaje permanente, no tanto lo que podemos llegar a ser sino hacia lugares que nos hacen cada vez más grandes en cada momento de nuestras vidas.

Dolors Reig, @dreig

Psicóloga social y editora principal de El caparazón. Después de unos 15 años dirigiendo Centros, Programas y Proyectos de Formación, trabaja actualmente como freelance, profesora, conferenciante, consultora,  en distintas empresas, instituciones, Universidades y organizaciones. Participa frecuentemente como ponente en distintos eventos, jornadas, congresos, sobre los temas en los que investiga y es formadora: Innovación social, entornos colaborativos, Dinamización de comunidades, redes sociales,  Tendencias web,  empresa 2.0, Social Media, Entornos Personales de Aprendizaje, Educación 2.0, Innovación educativa, Ciberculturas, etc…

En cuanto a formación académica tradicional es Licenciada en Psicología, Posgrado en Inserción sociolaboral, Máster en multimedia, diseño y desarrollo web, actualmente en el Doctorado en Sociedad del Conocimiento de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC).

Colabora con distintos medios de comunicación (Cadena Ser, Periódicos, Televisión, etc.) y publicará en breve un libro sobre los temas anteriores.

0 11830

Esta es la pregunta es la detonante de un artículo orientado a estudiantes publicado en el portal educabolivia,  que compartimos a continuación.

¿Cómo imaginás tu vida sin internet y si tecnología? Los ejemplos son muchos: programas el reloj de tu celular como despertador y tu día puede empezar a las 6 y 30 de la mañana; tienes una actividad en el colegio y aprovechas de rescatar lo más importante con la cámara fotográfica del mismo celular; tu emisora de radio favorita está transmitiendo el concierto de tu artista favorito y lo escuchas en tu reproductor de audio digital; tu compañero de curso tiene un resumen de un trabajo de historia en su Ipod, el cual necesitas urgentemente y lo copias inalámbricamente al tuyo y así son varias las experiencias y ejemplos de cómo la tecnología convive con nosotros de manera categórica y necesaria.

Es necesario resaltar dos elementos tecnológicos que cambiaron nuestras vidas: primero el celular y luego la internet. La persona que entra en el mundo tecnológico y que utiliza estas herramientas, se le hace difícil dejar de lado estos instrumentos que de alguna manera se convierten en muy necesarios para su diario vivir.

Los dispositivos móviles celular a nivel mundial, según cifras de la Unión Internacional de Telecomunicación (ITU en inglés) y la Asociación Alemana de las Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Nuevos Medios (Bitkom), aseguran un promedio de un celular por cada dos habitantes a nivel mundial.

Las instituciones mencionadas anteriormente y según estudios realizados, concluyen que frente a los 7.000 millones de habitantes del planeta al 2011, la cuenta de teléfonos celulares pasó de 4.806 millones (69 por ciento de la población mundial), a más de 5.000 millones, en el segundo semestre del anterior año. Es decir, te pueden faltar muchas cosas, pero un celular, definitivamente no.

En Bolivia: por cada 10 habitantes, hay siete celulares
El 76,5% del registro de líneas móviles está en el eje central de nuestro país, según un artículo del matutino La Razón de 31 de diciembre de 2010. El número de líneas móviles registradas en el país alcanzaba a 7.179.293, lo que significa que existen, a esa fecha, prácticamente siete celulares por cada 10 habitantes. El número de celulares registrados por los operadores de telefonía móvil, no necesariamente son de un propietario. Puede ser que una persona tenga registrados uno o más celulares a su nombre.
El 2010, Bolivia contaba con una población de 10.426.154 personas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Móviles o celulares, cada día que pasa son más sofisticados
Los dispositivos móviles junto a sus funcionalidades muestran más características impresionantes. Los jóvenes, en especial, eligen o tienen como meta celulares con herramientas muy sofisticadas.

Estos dispositivos sacan fotos, filman videos, navegan por internet, reproducen música y radio, leen archivos, tienen juegos y aplicaciones…..y no estamos hablando de una computadora portátil, hablamos de un teléfono celular.

Hace no más de 12 años atrás, los equipos tenían tapa, eran muy robustos y obviamente cumplían solo una función, eran solo celulares. No eran, además y como pasa actualmente, cámaras fotográficas, radio FM, bluetooth, pantalla táctil, los de antes apenas podían mandar mensajes de texto, así y todo uno pensaba tener en sus manos lo último en tecnología y jamás se pensaba en cambiarlo. El paso del tiempo y las actualizaciones tecnológicas nos obligaron a cambiar de opinión.

Nuestra fidelidad hacia aquel robusto celular se cambió por otro con menos peso y con nuevas y llamativas características: pantalla a colores, recursos de envío de fotos y mensajería, tonos de llamadas polifónicos, interesantes ringtones, radio, mp3, bluetooth, juegos de alta generación…como aseguran muchos slogans publicitarios de marcas de celular: “una minicomputadora en la palma de tu mano”

Bueno ya visto el avance de los celulares y el uso que le damos hoy en día, es necesario comentar un poco sobre Internet.

De la Internet…qué podemos decir?
Según datos del Banco Mundial y sus indicadores de desarrollo mundial, con una actualización a diciembre de 2011, se asegura que de los 7.000 millones de habitantes del planeta, casi 1.900 millones ya cuentan con internet. Esto quiere decir que el 27 % del total de la población mundial cuenta con este servicio.

En nuestro país y según la referencia anterior, de los 10 millones de bolivianos, el 11% de esta población tiene internet o sea casi 1 millón 130 mil personas.

De la internet se puede hablar muchas cosas y sirve a infinitos fines; lo que sí está claro es que es un medio global de comunicación, el cual se ha convertido hoy en día en algo necesario y cotidiano en nuestras vidas.

Las estadísticas enseñan que lo utilizamos casi el 70% de nuestro tiempo para buscar información, contactar a un ser querido, en países desarrollados y con comercio digital avanzado se puede hasta ordenar desde un pizza hasta un televisor, para chequear un correo, etc.

Este medio de comunicación masivo es uno de los más populares por el simple hecho de que sintetiza a los demás, nos referimos con esto a los medios gráficos y audiovisuales. Antes si queríamos leer el diario debíamos comprarlo, hoy con un solo click no sólo podemos leer nuestro diario local, sino también el periódico de cualquier parte del mundo. ¿Hacer colas para pagar los impuestos? eso es del pasado, a través de los llamados “home banking”, tal como dice la palabra es “el banco en casa”. Y desde casa podemos hacer transferencias de dinero, solicitar préstamos, hacer compras, etc…

Dejamos a tu imaginación hasta dónde llegaran las opciones de uso de estas dos herramientas tecnológicas que han revolucionado nuestras vidas. Volvemos a la pregunta inicial… ¿Cómo imaginas tu vida sin internet y sin tecnología?

Fuente: http://www.educabolivia.bo

0 1101

“¿Qué es una cookie? ¿Cómo puedo protegerme en la Web? Y sobre todo: ¿qué ocurre si mi portátil pasa a mejor vida? Para descubrir cosas que siempre has querido saber sobre Internet, pero no te atrevías a preguntar, sigue leyendo”

Tal es la presentación del libro “20 cosas que he aprendido sobre Internet y los navegadores“, una publicación que resulta indispensable para quien trabaja, usa y crea en Internet, y que recibió la nominación de Honor Oficial en la 15ava edición de los premios anuales Webby en las categorías de Educación, Mejor Diseño Visual (Función) y Mejores Prácticas.

En libro se podrán leer los conceptos básicos sobre Internet, trabajo en la nube, aplicaciones web, HTML5, 3D en el navegador, complementos, cookies, phishing, DNS y mucho más. Para los aficionados a la tecnología, tal vez los conceptos parezcan ya conocidos, pero la forma divertida en que son presentados, además de su desarrollo con puro HTML5 y CSS3 (animaciones incluidas), ya se presentan como motivo suficiente para leerlo completo.

El código del libro está abierto, y se encuentra disponible en code.google.com para todos los que deseen investigarlo o publicar algún texto de la misma forma. Para aprender más acerca de los detalles técnicos detrás de sus mejores funcionalidades, también se puede leer el post en el Google Code Blog (en inglés).

Fuente: wwwhatsnew.com

0 675

Esta declaración fue presentada por la APC ante el Consejo de Derechos Humanos como preparación para su 17º período de sesiones ordinarias

Partiendo del informe anual del Relator Especial para la Libertad de Opinión y Expresión , presentado en la Asamblea General de las Naciones Unidas, y al hecho de que se haya centrado en internet, se puede establecer que el acceso a la web facilita la libertad de expresión y la libertad de asociación, permite compartir el conocimiento, el aprendizaje y la colaboración, e impulsa el desarrollo social y económico. Sin embargo, como detalla el informe, está en riesgo creciente.

El informe destaca los problemas de derechos humanos de mayor gravedad, entre ellos: a) la criminalización de la expresión en línea, b) el bloqueo, control y manipulación de contenidos de internet, c) la interferencia con la privacidad y la protección de datos, d) las restricciones y vigilancia ilegal y e) las limitaciones de acceso a internet. Estas acciones constituyen una violación de los derechos humanos y de las libertades fundamentales de las personas establecidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el Artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

La restricción de la libertad de expresión y de la libre circulación de la información en internet se ha convertido en una tendencia mundial. Las personas que se pronuncian en contra de la represión suelen arriesgar su propia libertad y seguridad, y en una actitud contraria a toda norma sobre derechos humanos, sus denuncias en línea frecuentemente se censuran o prohíben. El impacto de estas violaciones es mayor en países que carecen de un sistema consolidado dela protección de los derechos humanos, a pesar de que todos los estados deben garantizar las normas universalmente acordadas de derechos humanos.

Se puede obtener más información en:  http://www.apc.org/

 

Últimas Noticias

0 576
Desde que las XO llegaron a Buenavista en Apurímac, niños y padres de familia han aprendido a usar la computadora para aprovechar sus campos...
Translate »