entrevista

Por: Verónica Ruscio

Valeria Cervero es poeta, editora y licenciada en Letras por la Universidad de Buenos Aires. Coordinó talleres de escritura para chicos en centros culturales y en los festivales de Poesía en la Escuela de 2010, 2011 y 2012. Entrevistada por educ.ar, habló sobre los libros y los nuevos formatos audiovisuales, el placer de la lectura y la poesía para chicos.

—Estamos ante una nueva etapa de lectura, donde conviven los libros tradicionales en papel con los nuevos formatos audiovisuales: audiolibros, libros interactivos, libros digitales. ¿Creés que ahora los chicos llegan de manera diferente a la literatura? ¿Hay un nuevo lector infantil?
—Creo que los chicos, en la mayoría de los casos, llegan a la literatura (si lo hacen) de la misma manera: a través de la familia, docentes, bibliotecarios u otros mediadores. Lo distinto, sí, son los nuevos formatos, pero estos conviven con el libro tradicional. No creo que vayamos a despedirnos de él tan fácilmente.

—Hablás de mediadores. ¿Entonces el placer de la lectura se transmite?
—Creo que el placer de la lectura puede transmitirse, claro. No obligatoriamente eso sucede ni solo aparece porque otros nos lo hagan visible. Pero un chico que tiene contacto con adultos que disfrutan de la lectura y que lo acercan al libro seguramente también descubrirá ese placer, y tendrá más posibilidades de disfrutar de esa experiencia que un chico que no es estimulado.

—Estuviste a cargo de la selección de poemas en Poeplas, una antología digital de poesía para chicos. Es una propuesta poética, pero también una propuesta estética, plástica. ¿A eso remite el título de la antología?
—En realidad el título surgió para el primer tomo pensando en distintas combinaciones entre las palabras poemas y plasma. La forma que elegimos, Poeplas, la sugirió mi hijo, que en ese entonces tenía 10 años (él también me ayudó en la selección de algunos poemas de varios autores). Nos gustó por su sonoridad y las asociaciones que posibilitaba, y la adoptamos.

—¿Cómo fue la selección de los autores? ¿Qué criterios manejaste?
—Para elegir a los autores de los dos tomos decidí intercalar algunos con una trayectoria dentro del campo de la literatura para chicos con otros que, si bien tienen obra para ese lector, no han sido publicados hasta ahora por editoriales que se dedican a la LIJ. También me interesó que hubiera poetas de distintos lugares del país. Así conviven autores como María Teresa Andruetto, David Wapner o Juan Lima con otros como Marisa Do Brito Barrote, Javier Martínez Ramacciotti o Luciana Mellado, por nombrar solo algunos.

»Otro elemento que tuve en cuenta fue la diferencia de poéticas: mostrar que, como en toda la poesía, hay distintas posibilidades de escritura para los chicos también. Por supuesto, siempre tuve en cuenta que fueran textos que no subestimaran al lector.

—¿Y qué implica no subestimarlo?
—Implica cuestionarse justamente la idea de una «literatura infantil». No creer que se trata de una escritura más simple, que solo es posible abordar un par de temas y que hay que repetir ciertas fórmulas. Debe ser, por sobre todo, literatura. O, en este caso, poesía.

—¿Qué es la poesía para vos?
—Estoy convencida de que la poesía es una forma de ver el mundo. Por eso creo que los chicos pueden establecer un vínculo particular con los poemas, porque no están, o no tanto, atrapados en una percepción utilitaria del mundo. David Wapner dice que los chicos son de por sí poetas, y de alguna manera tiene razón.

Valeria Cervero

Foto: Natalia Leiderman

—Antes mencionaste la escritura. ¿Cómo se puede acompañar a los más chicos en ese camino? ¿Hace falta promocionar la escritura, así como se hace con la lectura?
—Muchos docentes llevan adelante propuestas de escritura en la escuela. Para ese espacio, es interesante la experiencia de Poesía en la Escuela, que como parte del programa ha elaborado el libro Poesía en la escuela. Cómo leer y escribir poesía en el aula (Marisa Negri y Alejandra Correa). También existen los talleres de escritura para chicos y adolescentes que coordinan diferentes poetas en distintos lugares del país.

—¿Qué le dirías a un docente que piensa trabajar con Poeplas en sus clases?
—Le diría que no se quede solo con los autores más conocidos. Que todos los textos son valiosos y que la diversidad de poéticas es un elemento importante para trabajar con los chicos, que les permite encontrar lo que más les interesa leer y, en el caso de que el docente encare actividades de escritura, que surjan también diferentes búsquedas.

Papá Oso
mi papá es un oso polar
aparece a las noches
desde el umbral de mi habitación
cuida que mis párpados no tiemblen
y que las estrellas si caen no caigan sobre mí

pero no se deja ver

los osos polares son inmensos
su sombra tapa más de lo que hay
y lo que hay es poco
demasiado escaso para desaparecer

teme que le tema
como todo padre
sea oso polar o no

en un sueño le digo
papá, ¿hace mucho frío donde vivís?
y ruge y gruñe y entiendo
que el frío es absoluto
que una vez dijo “Sol”
y la palabra se congeló
la tomó entre sus manos la pintó de amarillo
y la colgó sobre el techo de mi habitación

para que en las noches tenga luz
porque los osos polares también desaparecen
y no estará siempre en la puerta de mi habitación
cuidando lo que hay que cuidar
mientras duermo

«Papá Oso», de Javier Martínez Ramacciotti, fue uno de los poemas seleccionados por Valeria Cervero para Poeplas 2.

Sobre Poeplas

Tapa de «Poeplas».

Poeplas es una antología de poesía argentina para chicos. El primer volumen fue publicado en 2013 como parte de un proyecto que duró casi dos años (del sitio Poesía Argentina) y que llegó a incluir más de veinte libros electrónicos de descarga libre. Tuvo 1500 descargas en el plazo de un año desde ciudades de distintas zonas del país, pero también desde otros países, como México o España.

Tapa de «Poeplas 2».

El segundo volumen, lanzado en abril pasado por Op. Cit., revista-blog de poesía argentina, reúne diez ilustraciones y dieciséis poemas de autores argentinos, acompañados por breves biografías escritas con un tono atractivo y desacartonado. María Wernicke estuvo a cargo de la ilustración de tapa.

Descargar Poeplas 2 (epub)

1 7241

Cada vez son más las escuelas que están incorporando las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. En 2011 Fundación Evolución publicó el libro “Las TIC en las aulas, Experiencias latinoamericanas” y ahora el sitio RedUSERS habló con Paula Pérez, Directora General y Marta Libedinsky, Directora Académica (quién participó en relpe.org con uno de los epseciales del mes) sobre la inserción de las TIC en las aulas y por qué algunos docentes todavía son reacios a incorporarlas.

¿Qué novedades aporta el libro Las TIC en las aulas, Experiencias latinoamericanas (Paidos, 2011)?
El libro aporta una perspectiva regional sobre la temática de la integración de las TIC en las prácticas docentes y ofrece ejemplos de la práctica proveniente de diferentes países de América Latina y el aporte teórico fruto de investigaciones realizadas en los últimos diez años.

¿Por qué decidieron escribir este libro?
Este libro es una de las producciones que se realizaron en el marco de la investigación REPEAL (Redes y portales educativos de América Latina) financiado por IDRC, Centro de Investigaciones para el Desarrollo de Canadá y recoge también actividades de desarrollo realizadas en Fundación Evolución de Argentina.

¿Qué temáticas aborda el libro?
El libro está organizado en seis capítulos. El primero trata la temática referida a los nuevos escenarios que se presentan en numerosos países de América Latina y que consiste en el trabajo con los modelos 1 a 1, es decir, una computadora por cada alumno y cada docente. El segundo se centra en la colaboración y el trabajo en red y el tercero en cuestiones claves de planificación e implementación de propuestas didácticas.  El cuarto capítulo se vincula con la capacitación docente y el quinto da respuestas a cómo se gestionan los recursos en las escuelas. El sexto y último capítulo titulado Voces de la práctica presenta ejemplos de actividades que incluyen herramientas de la web 2.0 y de proyectos colaborativos interescolares de gran interés: Ositos de peluche y Atlas de la diversidad cultural (www.atlasdeladiversidad.net), de alcance internacional, Entrale a leer, de alcance nacional y Haciendo punta en la escuela de alcance provincial.

¿Cómo ven la situación actual de la inserción de las nuevas tecnologías de la información y comunicación en las aulas?
El panorama es muy variado, no podemos generalizar. Algunas escuelas están atravesando un estadio muy incipiente y en cambio otras ya vienen trabajando desde hace unos años y pueden mostrar logros alcanzados.

 ¿Qué se puede hacer para incentivar a los docentes a utilizar las TIC?
Generar propuestas de capacitación e implementación muy próximas al ambiente de aula, a su práctica, basadas en los conocimientos que los docentes ya poseen.

¿Cuáles son las ventajas de usar las TIC en las aulas?
Su uso incrementa la motivación de los alumnos. Pero además permite acceder a información proveniente de fuentes diversas de alta actualidad, un aprendizaje activo y social, basar la enseñanza no solo en la palabra escrita y hablada sino también en la imagen fija, en la imagen en movimiento. Por otro lado, nos ayuda a acercar el mundo que está más allá de las paredes del aula y a su vez mostrar al mundo lo que sucede puertas adentro de las escuelas. Las ventajas son numerosas y varían según disciplina o dominio de conocimiento. En artes por ejemplo, existe una enorme cantidad de software y aplicaciones web que enriquecen la tarea creativa.

 ¿Cómo es la reacción de los chicos frente a la incorporación de las tecnologías en la educación?
A los chicos les encanta, la utilizan naturalmente y forman parte de su vida cotidiana. Cuando las tecnologías ingresan en la escuela los chicos sienten que sus intereses son considerados, son tenidos en cuenta. Y que la propuesta de la escuela gana mayor sentido para ellos. 

¿Por qué creen que algunos docentes son reacios a incorporarlas a sus clases?
Algunos docentes son reacios a incorporarlas en sus clases porque no se sienten lo suficientemente seguros para hacerlo, otros porque saben que toman más tiempo y ellos deben invertir tiempo en capacitarse y planificar. Esto demanda un esfuerzo extra. Asimismo, algunos educadores son reacios porque no confían en que las tecnologías vayan a funcionar bien y les puedan facilitar y enriquecer la tarea. Otros reaccionan porque no se sienten apoyados por las autoridades educativas para emprender innovaciones didácticas que incluyan novedades tecnológicas. 

¿Qué suelen decir estos docentes cuando rechazan el uso de las TIC?
“No tengo tiempo”, “tengo miedo”, “ya me estoy por jubilar”,  “los chicos las manejan mejor que yo y no quiero que se den cuenta”.

¿Qué se puede hacer para modificar esta postura de los profesores?
Que visiten las aulas de colegas que ya están integrando TIC en sus prácticas y con maravillosos resultados, que se sumen a redes escolares docentes para intercambiar saberes, dudas, certezas, opiniones, reflexiones, recursos e información, e invitarlos a dar sus primeros pasos de la mano de un par más avanzado.

Fuente: RedUSERS

Últimas Noticias

0 576
Desde que las XO llegaron a Buenavista en Apurímac, niños y padres de familia han aprendido a usar la computadora para aprovechar sus campos...
Translate »