Fernando Santamaría es profesor, formador, investigador y especialista en temas emergentes en educación junto con la integración en redes sociales y comunidades de aprendizaje.

Por Fernando Santamaría. Un curso abierto masivo en línea (MOOC) es un tipo de curso online dirigido a una amplia participación y de libre acceso a través de la web. Los MOOCs son un desarrollo reciente y amplificado en el área de educación a distancia (EaD). Por otro lado, se trata de una evolución en los ideales educativos abiertos sugeridas por los Recursos Educativos Abiertos (en inglés OER, usaremos las siglas REA en español).

Otro de los temas desde una perspectiva latinoamericana, es que no se debe tratarlo de manera local. Su estructura y formas nos llevan a verlo más allá de un sólo país. Se deben integrar y trabajar desde una perspectiva masiva.

Los MOOCs, en su origen, tienen raíces con el movimiento de Recursos Educativos Abiertos y también una raíz conectivista (Teoría Conectivista de George Siemens y los aportes de Stephen Downes). Más recientemente, una serie de proyectos de tipo MOOC han surgido de forma independiente, como Coursera, Udacity, EDX o P2PU (rezando el subtítulo “Aprendizaje para todos, por todos y acerca de casi todo”) desde EE.UU y desde Reino Unido FutureLearn. Estos consorcios han creado su propia plataforma para el aprendizaje, tales como Canvas Network y CourseSites hecha para Blackboard (ambas traducidas al español), con lo que se le está dando una vuelta de tuerca a los clásicos LMS.

Nos encontramos con dos tipos de MOOCs:

  • cMOOCs, los de raís conectivista y que empezaron en el 2008 de la mano de Dave Cormier, George Siemens y Stephen Downes.
  • xMOOCs, los que han desarrollado universidades americanas y se están expandiendo por todo el mundo.

Otro modo de categorizarlos es el de Lisa M. Lane quien establece tres categorías (más que tipos). Las que están basados y trabajados desde un entorno de red, los basados en tareas y basados en contenidos:

La importancia de los fundadores de estos proyectos, las instituciones que contribuyen y la inversión financiera que hay detrás ayudó a tomar la atención de los gerentes y administradores de diferentes universidades americanas para los xMOOC. Se ha tenido muy en cuenta todos estos proyectos de expansión en hacerlos sostenibles y rentables, aplicando un ROI con perspectivas de corto plazo.

Aunque no existe una definición comúnmente aceptada de un MOOC, dos características clave parecen frecuentes en todos los escritos:

  • Acceso abierto. No es necesario ser un estudiante matriculado en una escuela para inscribirse a un MOOC, y no están obligados a pagar una cuota.
  • Escalabilidad. Muchos de los cursos tradicionales dependerá de un pequeño grupo de estudiantes en el entorno del instructor o facilitador, pero lo “masivo” en MOOC sugiere que el curso está diseñado para soportar un número indefinido de participantes.

Otras características asociadas a los primeros MOOCs (cMOOCs) son las licencias de contenido abierto, concepto muy ligado a herramientas Open Source y a los REA (Recursos Educativos Abiertos). Son cursos más flexibles y adaptables a las características de cada centro o centros educativos como consorcio.

Rasgos generales que debe tener la plataforma para difundir los MOOCs:

Ante la entrada de los cursos masivos online y la creación de plataformas para tales cursos hace que el concepto de LMS con MOOCs haya colisionado.

Las plataformas para los MOOCs (el caso más significativo es Canvas Network de la que tuve ocación de escribir), en contraste con los clásicos LMS, han entrado en temas de movilidad e infraestructura para celulares, hacerlos más abiertos y generar una API de carácter abierto, crear y generar una licencia Open Source Commercial/AGPL, entrar en sistemas de gestión de archivos en la nube y con una  gestión de carga de picos en la demanda ante lo masivo de sus cursos, como los sistemas de demanda automatizados en electricidad.

Otra de las cuestiones que se plantea al estar en abierto, es que a muchos cursos puedes acceder de manera fácil. Son plataformas de un interface donde opera la sencillez. Hechas así para tomar focalización en los contenidos y las clases magistrales grabadas en vídeo por los propios profesores.

No está todavía muy estudiada la capacidad para la reutilización de los cursos o generar mashups con su contenido o la posibilidad de reventa. No debemos extrañarnos, ya que muchas de estas empresas son startups que establecen su negocio en la posible escalabilidad.

Reflexión

Los MOOCs no serán tan disruptivos como se puede pensar en un principio y más bien un cambio de estrategia para muchas de las instituciones de educación superior y empresas de e-learning. Un modelo de negocio en ciernes en el mundo de muchas universidades americanas y del mundo anglosajón y de paso amplían las perspectivas y acciones en EaD. Las tecnologías emergentes (gamefication y Learning Analytics) harán posible nuevas formas de evaluación y procesos en el aprendizaje.

 

Fernando Santamaría. Profesor, formador e investigador que se encuentra en Bogotá (Colombia) y más ligado a Latinoamérica desde Virtual Educa y su Maestría. Tiene diploma de estudios avanzados con especialidad en tecnología educativa. En proceso de formación y consultorias en Colombia. Especialista en temas emergentes en educación junto con la integración en redes sociales y comunidades de aprendizaje.

http://about.me/lernys

Twitter:  lernys